NAHJ pide investigaciones sobre el abuso de poder y perfiles raciales por parte de funcionarios policiales dirigidos a periodistas que cubren protestas

(Washington, DC) – Tras la declaración conjunta de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ) que condena el abuso policial del poder hacia periodistas que cubren protestas en todo el país, la asociación más grande de la nación para periodistas latinos está pidiendo que se inicien investigaciones sobre los arrestos en curso de todos los periodistas, con un enfoque en la detención mayoritaria (y liberación) de periodistas de color. El domingo por la noche, el productor de redes sociales de WSVN, Joel Franco, fue arrestado mientras cubría protestas en Miami, y Gustavo Martínez Contreras, reportero de APP, fue arrestado el lunes por la noche mientras cubría protestas en Nueva Jersey.

Estos arrestos, siguen al arresto capturado en vivo del equipo de CNN, Omar Jiménez, Leonel Méndez y Bill Kirkos, que tomó lugar la semana pasada.

Según Franco, después de concluir la cobertura de la protesta, mientras caminaba hacia su automóvil, notó una línea de camiones de policía en busca de personas que estaban incumpliendo las órdenes del toque de queda. Franco comenzó a filmar mientras continuaba caminando hacia su automóvil, pero cuando los oficiales notaron que estaba filmando lo arrojaron contra su camioneta, le levantaron los brazos y lo detuvieron. Franco pasó la noche en la cárcel del condado. Después de su liberación, Franco tuiteó sobre lo sucedido y especificó que tenía sus credenciales durante el arresto. Franco fue arrestado “por violar las reglas del toque de queda”, pero Fraco es clasificado como trabajador “esencial”.

El lunes, la policía de Miami-Dade admitió que el arresto de Franco fue un error.

Al día siguiente, Gustavo Martínez, un periodista local en Nueva Jersey para APP (Asbury Park Press) fue arrestado agresivamente mientras usaba la función de transmisión en vivo de Twitter, Periscope, transmitiendo brutalidad policial mientras intentaban movilizar a los manifestantes que se quedaron fuera del toque de queda.

Hacia el final del video, se puede ver cómo Martínez es acosado por oficiales que le dicen que se vaya a casa. El video termina con un oficial gritando “estás bajo arresto” y “pon tus malditas manos detrás de tu espalda”.

Más tarde, un fotógrafo de noticias capturó una imagen de Martínez Contreras siendo cargado en una camioneta de policía.

Martínez Contreras fue llevado al Departamento de Policía de Belmar y se le emitió una citación por no obedecer la orden de dispersión, luego fue liberado.

El Procurador General Gurbir Grewal se disculpó por el arresto y dijo que los cargos presentados contra Gustavo serán retirados.

“En este país y en este estado no arrestamos a periodistas por hacer su trabajo”, dijo Grewal. “Necesitamos hacer un mejor trabajo. Vamos a descubrir qué salió mal mejorar en nuestra labor”.

“Los periodistas no deberían ser arrestados por hacer su trabajo, independientemente de cómo se realizó el arresto o si fueron liberados el día después, es inconstitucional”, dijo Hugo Balta, presidente de NAHJ. “El abuso de poder por parte de algunos policías y la complacencia demostrada por sus colegas al manejar la prensa durante las protestas y manifestaciones es similar a una democracia erosionada”.

Las protestas por el asesinato de George Floyd comenzaron por el racismo sistémico y el abuso de poder por parte de los oficiales de policía. No obstante, el mundo continúa presenciando estas acciones contra manifestantes y periodistas. Informes y documentación en curso muestran a manifestantes y periodistas atacados con balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta. Entre el perfil racial y la falta de capacitación, los derechos de los periodistas están siendo violados.

Todas las detenciones ilegales deben rendir cuentas con el mismo nivel de urgencia, independientemente si el periodista trabaja para una sala de redacción nacional o local. Estas violaciones constitucionales contra periodistas deben ampliarse e investigarse.

 

Mientras el mundo observa, los periodistas de todo el país arriesgan sus vidas para brindar la información precisa y adecuada para mitigar la difusión del contenido de las redes sociales que carece de contexto. Los periodistas están cumpliendo con su deber de mantener informada a su comunidad a pesar de que una vez más significa poner sus vidas en peligro con una probabilidad creciente de ser atacados o arrestados.

###

Sobre la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ)

La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ) es la organización más grande de periodistas latinos en los Estados Unidos y se dedica al reconocimiento y el avance profesional de los hispanos en la industria de las noticias. La misión de NAHJ es aumentar el número de latinos en las salas de redacción y trabajar para lograr una representación justa y precisa de los latinos en los medios de comunicación. Establecida en abril de 1984, NAHJ creó una voz nacional y una visión unificada para todos los periodistas hispanos. NAHJ tiene aproximadamente 2.500 miembros, incluyendo periodistas en activos, estudiantes de periodismo, otros profesionales relacionados con los medios y educadores en periodismo. Para obtener más información, visite NAHJ.org o síganos en Twitter @NAHJ.

 

Para consultas relacionadas con los medios:
BA Snyder
Veritas Group for NAHJ
512.630.6337
BA@VeritasAustin.com